sábado, 7 de enero de 2017

Juan Antonio Mirete Rubio. Fábrica de Juguetes

Juan Antonio Mirete Rubio, comenzó su andadura como representante de figuras para belenes del maestro Gregorio Molera. 
Mas tarde decide formar sociedad con su compañero  Manuel Ortigas Méndez, fundando un taller en los años 30 en la calle Nerva de Murcia, fabricando principalmente santos.
A los pocos meses, Manuel decide montar su propia fábrica de juguetes y lo hace trasladándose a la calle Torre de Romo, donde estaría hasta el año 1979 que cerraría definitivamente.
Es cuando Mirete se traslada al nº28 de la carretera de Monteagudo, fundando su propia empresa, fabricando caballos de cartón, burricas y muñecas.

Comenzó su labor diseñando belenes de barro para mas tarde dedicarse a los juguetes de cartón piedra, incluyendo gigantes y cabezudos.
En sus tarjetas de presentación se podía leer: "Fabrica de Juguetes de madera y cartón, artículos de carnaval, imágenes religiosas, figuras de adorno y para belenes".

Históricamente hablando durante los años 40 exitían en la ciudad de Murcia numerosos talleres de artesanos que posteriormente algunos de ellos se convertirían en fabricas como, Jesús Ramirez Sánchez, Abellan Montaner, Punteres, Juan José Romero Hernández, Francisco Peña Torres "Juguetes Maite", Hijos de M. Ruiz Séiquer, Emilio Gil Romero "Juguetes Dragón", Industrias García "Garcimart". Estos artesanos fabricaban figuras de cartón piedra para el entierro de la sardina y el bando de la huerta.

Mirete da especial atención a las miniaturas de barro y comienzan a dar resultados sus ventas a nivel nacional hasta tener un total de 50 empleados. 
Los tres hijos de Juan Antonio, Aurelio, José y Antonio, se incorporan a la empresa, y gracias a ellos el mercado de las piezas se amplia hasta Sudamérica, llegando a exportar a países como Cuba, Venezuela y República Dominicana.
En los años 60 abren una fabrica en Torre vieja.
En los años 70 reciben numerosas distinciones, como La medalla de oro a la artesanía en el año 1970, el Laurel de Murcia en el año 1973 ademas de varios diplomas en certámenes de las distintas exposiciones que concurrieron.
Durante los años años 80, con el auge del plástico, fabrican belenes, y elaboran toda clase de caretas de personajes famosos.
Hoy en día la empresa sigue funcionando y es gracias a la tercera generación de la mano de su nieto Aurelio Mirete.
El Museo Cartago Coleccion posee una magnifica representación de los cabezudos que salieron de la fabrica de Mirete en los años 50 Cabezudos del Museo Cartago Colección

Con motivo de la exposición de juguetes que organiza el Ayuntamiento de Alcantarilla denominada "Un siglo de Ilusión", Aulerio Mirete presta un ejemplar del taller de su abuelo, es un toro de cartón piedra, fabricado en los años 40, sobre superficie de madera (sin ruedas), posiblemente para exposición en el taller.




Ejemplar de Mirete en la exposición.


Abajo podemos ver portadas de catálogos de la época dorada y fotografías de su muestrario de juguetes de cartón piedra.









jueves, 29 de diciembre de 2016

Perro de arrastre. Años 40

Perrito Terrier escocés de arrastre, construido en madera, de fabricante desconocido con la peculiaridad de que el rabito lleva un muelle y este se mueve al tirar de el. 
De dimensiones 29 cm. de largo por 19 cm. de alto.
La casa de juguetes Fisher-Price, comercializó en el año 1936 un perrito muy similar al nuestro, llamado Kiltie.
Juguete adquirido en Valencia.









Dos juguetes Sanchís. Años 60

Motorista y bólido de Sanchís (Ibi) fabricados en los años 60, pertenecientes a la linea de creaciones económicas de la marca alicantina. Estos modelos, mas pequeños, eran suministrados en bolsas de plástico para su comercialización.
Construidos en plástico y mecanismo a fricción.



El motorista que es a una escala mayor al bólido, mide 13 cm. de largo por 10 cm. de alto y tiene la referencia I-140. Todo el chasis y el motorista es de plástico y los neumáticos son de goma.












El bólido también está fabricado en plástico con los neumáticos en goma. Mide 17 cm. de largo por 4,5 cm. de alto y también tiene mecanismo a fricción delantera. Las ruedas traseras son un tamaño mas grande que las delanteras. El color de la terminación es muy característico de la marca.












jueves, 22 de diciembre de 2016

Visita a la exposición de juguetes: "Un siglo de Ilusión" en Alcantarilla, Murcia.


Visita a la exposición temporal. 
"Un Siglo de Ilusión"
Del 2 de Diciembre al 27 de Enero de 2017.


Archivo Histórico de Alcantarilla, Murcia.
Recomendable.







En estas fechas Navideñas, no es raro que entidades públicas nos ofrezcan exposiciones de juguetes con motivo de la llegada de los Reyes Magos. Son fechas de estar con la familia y sobretodo de rememorar aquellos juguetes de antaño.
Acudimos a una peculiar exposición de juguetes y pinturas, que podemos visitar en Alcantarilla, Murcia, denominada "Un siglo de Ilusión", que se inauguró el 2 de Diciembre de 2016 y estará para nuestro disfrute hasta el día 27 de Enero de 2017. 
Esta vez,  el Ayuntamiento de la ciudad murciana, concretamente, la concejalía de cultura, a través de el Archivo Municipal, ha apostado por la muestra de una recopilación interesante de juguetes provenientes de colecciones particulares, participando en la organización y dirección del evento.
La comisaria de la exposición Maria Rosa Gil Almela, acompañada de Maria José Gómez Guillén, bibliotecaria municipal,  han sabido reunir en apenas tres salas,  lo mas destacado de los juguetes de principios del siglo XX hasta los años 70.
Los juguetes expuestos, pertenecen a las colecciones familiares de;
Romi Martinez, Antonio Pellicer, Isabel Sánchez Jover, Familia Marin Fuentes, Mari Carmen Terol Díaz, Familia Campillo Méndez, Maria Jose Gómez Guillén, Jose Ignacio Pellicer Sánchez, Familia Palazón, Jesús Santiago Sánchez Guirao, Pedro L. Cascales López, Casto Cascales Martinez, Maribel Gimeno Pardos, Vicente Morales Baños, José Marin Fernandez, Emilio Cano Vicente, Pascual Gil Almela, Pedro Castillo, Colección Museo de la huerta, Vicente Chicano, 
Museo Cartago Colección (http://www.museocartagocoleccion.org/) y
Carlos Fuentes (http://juguetesjugados.blogspot.com.es/)

Las paredes de las tres salas, en las que se divide la muestra, están hermosamente decoradas con pinturas alusivas a los juguetes y son de pintores murcianos.

La exposición se complementa  con fotografías del Álbum Familiar del Archivo Municipal. El visitante tiene la oportunidad, ademas,  de participar en la exposición compartiendo su foto de juguetes y del colegio en el desván y que posteriormente pasará por el proceso de digitalización en el Archivo Municipal, incrementando los fondos del Álbum Familiar de

Alcantarilla. 


Casa Cayitas

El edificio que alberga la exposición, está declarado Monumento histórico artístico desde el año 1982. Popularmente conocido como Casa Cayitas, es del siglo XVIII y durante años fué el Tribunal Comarcal de la Inquisición
En los años 90 ocupó la Biblioteca y hoy en día es la sede del Archivo Municipal.


En hall de entrada hay una representación de juguetes de barro del entierro de la sardina junto con juguetes de traperos de los años 40 y 50, así como una muñeca andadora de cartón piedra de los años 40, francesa. 
Junto a la muñeca, colgado, se encuentra un oleo representando a la muñeca,  obra del murciano Salvador Gil Béjar. 
Pegado a esta, podemos ver la fotografía  de la dueña del juguete, con el, en los años 50.


                                                          SALA 1

En esta sala se encuentra la colección de la familia Palazón de Algezares, entre otros.
Son juguetes, datados de la primera década del siglo XX, que pertenecen a una enorme casita de muñecas, que es un armario de grandes dimensiones, con estanterías que simulan las plantas de la casa,  guardados durante años por sus dueñas, las hermanas, Paquita, Maria, Emilia y Primitiva. La casita es desde hace unos años de la familia Palazón.
Los objetos que encontraremos en la exposición son los de la planta baja de la casita.


Casita de muñecas























SALA 2


Lo que mas destaca de la sala son los moldes de escayola utilizados para la fabricación de caballos de cartón piedra de la fabrica de Vicente Chicano Alcayna. Interesante representación también de muñecas de los años 50, representadas por Mariquita Pérez y su hermano Juanin, por la muñeca Maricela, por Gisela, por Nati caballitos de cartón piedra del taller de Emilio Gil Romero (Murcia) de los años 40 y tres piezas muy curiosas procedentes de la fabrica de Conservas Cascales de los años 40. 
Podemos disfrutar, como ultimas adquisiciones para la exposición, de un ejemplar de toro de cartón piedra del taller de Mirete (Murcia), una pieza excepcional de los años 40, que lleva la base de madera sin ruedas para exposición y también de un futbolín fabricado en madera y hojalata por E. Sanchez Bueno de Vitoria fabricado también en los años 40.




























Toro del taller de Mirete, Murcia de los años 40



Juguetes de los años 50, procedentes
de la colección de Carlos Fuentes.

Colección Carlos Fuentes.





Elefante Tony de La Mecánica Ibense
y acordeón de los años 50.











SALA 3


En esta sala hay una pequeña representación del juguete de los años 60 y 70, representado por marcas tan famosas como Exin (Barcelona) con el Cinexin y el Escalextric, Geyper (Valencia) con un grupo de Geypermans de la primera generación, Madel (Madrid) con una colección de Madelmans de la primera generación, Payá (Ibi) con dos cocinas de los años 70, e incluso podemos  disfrutar de un Ibertren (Barcelona) totalmente completo en su caja, un Porsche de Sanchís cabledirigido, de los años 60, Balín y Balita de Famosa (1967), un Jeep ambulancia de Payva (Ibi), un ejemplar de camión volquete Mini sanson de Rico (Ibi), una pareja de airgamboys de la casa Airgam (Barcelona)entre otros juguetes y muñecos todo cuidadosamente dispuesto entre tebeos, libros y comics de la época.






Porsche de Sanchis, Balin y Balita de Famosa de los años 60


Colección de Carlos Fuentes.

Airgamboys de 1977

























Para terminar el recorrido de la exposición, debemos de bajar al sótano del edificio y allí encontraremos una representación bastante conseguida de un aula de colegio de posguerra, con sus pupitres, sus libretas, plumas, cabbages,...digno de admirar para todo aquel que valore y le guste lo antiguo.






Recomiendo su visita.